14 nov. 2012

'La Cuenta Atrás' llega a su fin...

Crónica del concierto de Vega el 10/11/2012 en la Sala Caracol, Madrid.

Hace tiempo que no me importa el qué dirán... con el tiempo me he dado cuenta de que tengo 1906 razones para viajar desde Mallorca a Madrid para disfrutar de la música que realmente me llena, con la gente que echo de menos después de tantos años compartiendo los mismos gustos musicales, y mucho más.

Fue un día frío y lluvioso. Llegué a la Sala Caracol con la misma ilusión que hace 10 años: escuchar las canciones que suenan cada día en mi habitación, esta vez en directo.

Poco después de las 22:00h suenan los primeros acordes de Grita! con la que daba comienzo el concierto. Vega entra al escenario sonriente, espléndida al ver que el público de la sala promete. A continuación, la cordobesa se puso frente al teclado para cantar El más feliz, mi canción preferida de 'La Cuenta Atrás'. Era el momento de compartir la canción con mi mejor amigo y le llamé por teléfono ya que deseaba estar en Madrid, con nosotros. "Ella cumplirá los 26..." mientras nos mirábamos fijamente mi compi preferida de conciertos y yo a los ojos fue uno de los momentazos de la noche. Me había prometido disfrutar la canción juntos y vaya que si lo hicimos!. Después de La Tregua, saludó al público al grito de: ¡Buenas noches Madrid!

Siguió el concierto con Como yo no hay dos, que demostró una vez más que tiene razón. Faro de Guía, más sentimental que nunca, Lolita, aquella que nos hizo bailar en Metamorfosis y aquella noche en Madrid y, en este mismo bloque Me compadezco de ti. Dijo que era una letra pícara, canalla y puñetera y por esto mismo nos gusta a todos ;).

Cambió de guitarra para hacer sonar 48 horas, canción que dedicó, emocionada, a sus amigas de toda la vida. A continuación, Una estrella en el jardín sonó, no sin antes dedicársela a los que han hecho posible su gira actual: Estrella Galicia. El suelo vibraba, y no por el exceso de volumen, sino por los saltos de la gente que disfrutaba la canción de Mari Trini. Después de este subidón se sentó al piano para cantar Sin Dudar. Ahora venía la nuestra, Vega nos dedicó Como yo te amo, de Rocío Jurado. Uno de los momentos más especiales llegó de la mano de Nueva York. Una voz suave y a la vez rota, demostraba los sentimientos de una de las canciones más sentidas de Metamorfosis.

Poco después hizo una versión de 1906 Estrellas Nuevas para animar el ambiente, esta vez mucho más electrónica. Ahora sí, por fin podemos disfrutar de El Ruido, canción que escribió para David Bisbal, en la voz de Vega y con toda su banda.


Durante toda la canción de Réquiem pudimos ver a la artista emocionada, de vez en cuando con una lágrima cayendo por sus mejillas...pero la tristeza duró poco, arrancaba seguidamente Mejor Mañana para poner a bailar a toda la sala. Llegó el momento de Cuánta Decepción, una de las canciones más esperadas del tercer disco de la cantante. Después de esta canción anunció que era el final del concierto pero que antes miráramos las pantallas, que se iba a proyectar una sorpresa para nosotros. Mientras, ella salía del escenario:

.
Al instante de acabar el vídeo, entró Vega con mucha fuerza, enfundada en el mono de astronauta para cantar, como no, La Cuenta Atrás. Estaba feliz y muy apenada a la vez, al saber que hasta dentro de un año no iba a volver a reencontrarse con su público ya que estará trabajando en su nuevo proyecto.

Se cierra el telón.

Vega informó, como excepción, que no podríamos saludarla después del concierto ya que madrugaría mucho para coger el vuelo que le transportaría hasta la gala de entrega de premios de los Latin Grammys, donde está nominada con 'La Cuenta Atrás' a Mejor Álbum Pop/Rock 2012. Me habría encantado agradecerle el gran concierto que había dado esa noche y desearle toda la suerte del mundo pero el público de la Sala Caracol se lo demostramos durante todo el concierto que era gran merecedora de llevarse el Grammy.

Estuve presente en el despegue inicial y en el aterrizaje final del Vuelo 547. Esta aventura comenzó hace 10 años y nunca he estado tan orgulloso como ahora de haber creído en ella y de haberla apoyado en su carrera en todo lo que he podido. 

¡Gracias por todo lo vivido y lo que queda por vivir junto a tu música y junto a la gente que he conocido gracias a ti!